Esos “crímenes” que con frecuencia pasan desapercibidos… y que pueden alegrarte el día.