¿Dejarías que tu amigo leyera los mensajes que escribes a tu pareja?

Ellos se prestaron a protagonizar este experimento. ¿Se arrepentirán?

Imagina este escenario: tú y tu mejor amigo os intercambiáis el teléfono y cada uno leéis en alto lo que el otro le dice a su novia. Carcajada en un lado, vergüenza en el otro y diversión garantizada.

“Cariño, qué ganas de verte, esta noche te vas a enterar…”. Aunque nos muramos de vergüenza al mostrar nuestro lado ñoño, quizá no somos tan diferentes, ¿verdad?

Porque todos tenemos a un romántico en nuestro interior, comparte este video ;)