Este poderoso mensaje que una madre deja a su futura hija debe ser leído por todas las niñas

Esta carta contiene unos consejos increíblemente VALIOSOS que todas las niñas del mundo deberían conocer.

Querida hija,

El otro día estaba conduciendo y pensé en todas mis inseguridades. Sí, he crecido como mujer y estaba pensando en todas las inseguridades que aún tengo. Porque, aunque pienses de mí que soy una mujer confiada y valiente, desafortunadamente tengo algunos problemas conmigo misma. Me gustaría decir que no los tengo, pero no es verdad. Porque no soy perfecta. Trato con todas mis fuerzas de ser la mejor persona posible, pero no puedo ser perfecta. Y aunque resulte difícil de creer, soy humana. Cometo errores. Y ¿sabes qué? está bien. Quiero que sepas que está bien tener inseguridades. Que está bien no ser perfecta. Que es parte de la vida. Sin embargo, no quiero impedirte ser una mujer exitosa y segura de sí misma.

He escrito esta carta antes de que nazcas, incluso antes de saber que ibas a existir en mi vida. Lo he hecho por una serie de razones:

(a) Para que yo pueda volver sobre esto y recordar

(b) Para que puedas conocer mejor esa versión “joven” de mí misma que está escribiendo

(c) Porque está genial pensar en mi futura hija y lo que voy a decirte

Hay unas cuantas cosas que quiero que recuerdes, algunas que yo personalmente valoro y que creo que son importantes para tu bienestar, crecimiento, salud y felicidad.

1. Eres hermosa

Puedes no serlo tanto como la chica que se sienta a tu lado en clase, puedes tener unas piernas que no te gustan (y culpar a tu bisabuela por ello) o puedes no tener el mejor pelo (lo cual me extrañaría porque tu padre y yo tenemos un pelo genial). Pero eso no significa que no seas hermosa. Cada persona tiene una belleza particular. Puedes verla en sus ojos, en su preciosa piel, etc.

2. No te olvides de hacer la cama

Mamá me lo solía decir cada mañana y me volvía loca. Pero, ¿sabes?, tenía razón (sí, mamá, admito que tenías razón, jaja). Porque me he dado cuenta de que hacer la cama hace que mi habitación luzca mucho más bonita. A veces, incluso hago la cama sólo para tumbarme. Ok, puede ser un poco raro pero creo que aporta mucho a la limpieza y no puedes hacer nada en una casa desastrosa. Tiene que estar limpia antes de que yo me ponga a escribir o trabajar. Además, añadiría algo: “pon siempre las cosas exactamente en el punto en el que las dejaste”. 

3. No dejes que lo que otros dicen sobre ti afecte a tu autoestima

Siempre habrá personas a quienes no gustes. Y no digo que vaya a ocurrirte, pero no tienes por qué gustar a todo el mundo. Tienes tantos dones y talentos que puedes agradar a casi cualquiera. Pero siempre habrá gente que trate de desanimarte y, ¿sabes qué? que les den (sí, es tu madre la que dice esto). No puedes hacer feliz a todos los que te rodean todo el tiempo. Haz lo que creas que es mejor y te irá bien.

4. Siempre serás una persona querida. Siempre

Si tú decides que tu vida va a ser diferente de como yo la quiero, si decides que quieres lograr algo de lo que yo me olvidé animarte a conseguir… En la medida en que estés haciendo decisiones legales e inteligentes, te querré, te querré sin importar lo que quieras. No es ni siquiera una opción. Mi amor por ti no tiene condiciones, es constante. Toma ese amor que te hará ser un millón de veces más grande. Y es tanto como el Señor te quiere. Y Su amor es perfecto. Te ama a través de tus errores y faltas.

5. No dejes que las redes sociales tomen tu vida

Vivirás en un mundo en el que las redes sociales te harán estar a su entera disposición. Yo casi tengo 24 años y siento su peso, su obsesión, en mi propia vida. No quiero ni pensar lo que ocurrirá cuando tengas mi edad. No lo olvides.

mater2

6. Recuerda hablar sobre tus sentimientos

Es duro, lo sé. Y necesitas escoger a quién se lo cuentas. No puedes ir por el mundo contando tus secretos más oscuros. Pero asegúrate de que puedas analizar cómo te sientes y quizá pensar en por qué te sientes de esa manera. Hay siempre un significado más profundo para tus sentimientos -a veces es necesario pensar más para reconocerlo-.

7. Soy tu madre primero, y tu amiga después

Te animaré, apoyaré y te querré. Quiero quedar contigo, quiero ir de compras y hacer cosas de chicas contigo. Quiero ser tu mejor amiga. Pero, lo más importante, seré tu protectora. Te corregiré si haces las cosas mal. Voy a regañarte y corregirte. Eso no significa que no te quiera. Te daré reglas, así conocerás los límites. Te guiaré porque te quiero.

8. Forma tus propias opiniones

Siempre habrá gente empujándote para que creas una cosa u otra. Tanto si se trata de la iglesia o de tus amigos, o de la escuela o gente extraña de Internet. Encuentra aquello en lo que crees. Toma tus propias decisiones y confía en ellas. 

mater5

9. Ve a la universidad

Haré todo lo necesario para apoyarte en tu educación. Pero quiero quiero que hagas algo que amas y que sea práctico. Quiero que seas una mujer inteligente, exitosa que tenga algo que ofrecer al mundo. Usa el sentido común. Investiga. Emplea tu cerebro. Lee. Una mujer que hace el idiota nunca es atractiva

10. Estate dispuesta a probarlo todo; sé una persona completa

Tengo este miedo de hacer cosas en las que no soy buena. Por ejemplo, odio ir a jugar a los bolos porque se me da fatal. Pero cuando voy con tu padre me lo paso bien porque me río de mi misma y pasamos un buen rato juntos. No seas esa chica que no quiere correr o participar en los deportes porque te da miedo. Está bien aunque no seas la mejor, pruébalo simplemente. Está bien si quieres hacerte la manicura, pero no temas estropeártela. Siempre tienes que estar dispuesta a probar cosas de todo tipo

11. Fracasarás. Y está bien. No significa que tú seas un fracaso

Habrá veces en las que no tendrás exito en algo. Puedes, para ser francos, (literal o figuradamente) darte de morros contra el suelo. Pero, ¿sabes qué? es parte de ser humano. Sólo recuerda no dejarlo. Nunca dejes de intentarlo. Si cometes un error, y lo cometerás, tienes que decirte a ti misma que la próxima vez lo harás mejor y continua.

Consejos de crianza

12. Pruébalo todo para confiar en la persona que eres

Tienes puntos fuertes. Y debilidades. E inseguridades. Como te dije en el primer párrafo, está bien tener todas esas cosas. Lo que necesitas es reconocerlas y trabajar en ellas. Trata de hacerte una persona mejor.

13. No confíes en que los chicos te harán sentir mejor sobre ti misma

Ojalá un día encuentres a un hombre que te ame más de lo que se ama a sí mismo. Espero que él pueda apoyarte, amarte y tratarte bien. Espero que te enamores y te cases. Sin embargo, no quiero que tu mundo gire en torno a los chicos. No quiero que pierdas tu seguridad sino le gustas a un chico. En el instituto había muchos chicos que no me sacaban a bailar o que no me pedían salir porque no les quise dar las cosas que me pedían. Y fue duro. Pero mi orgullo era más importante para mí.

14.Las películas románticas son lo mejor

En serio. Nunca veré una sin ti. Así que ya sabes, noche de chicas. En realidad ver cine es lo mejor.

15. No temas reírte de ti misma

A nadie le gusta estar al lado de una persona negativa que se toma demasiado en serio a sí misma. Aprende a reírte, a hacer bromas y encontrar alegría en las pequeñas cosas. La vida consiste en disfrutar. Hay muchas cosas duras en ellas y seguro que habrá días complicados, meses incluso. Pero aprender a reírtede ti misma y con los otros fortalecerá tus relaciones, te hará mucho más feliz y segura. Además la gente que se ríe es mucho más divertida, ¿no crees?

Estoy orgullosa de ti y te quiero

Tu mamá

Discussion — Sin respuestas