Las redes sociales han dejado de ser divertidas para muchos

Las nuevas tecnologías se convierten en cómplices de los casos de acoso más crueles.

“Los niños siempre han sido crueles”. Seguro que muchas veces has escuchado esta respuesta cuando alguien trata de llamar la atención sobre el auge del ciberbullying (acoso a través de las redes).

Y tienen razón. Sin embargo, la rapidez con que se difunden los mensajes y su carácter público provocan que el dolor que siente un niño acosado sea más intenso que nunca.

En este vídeo varios niños dan buena muestra de ello leyendo tuits dirigidos a sí mismos. El resultado va a sorprenderte más de lo que esperas.

Todos los menores y padres con hijos menores de edad deberían verlo para que empecemos a tomarnos en serio este tipo de acoso que tanto daño hace en los colegios. Compártelo con todos para ayudarnos a difundirlo: