Ningún murciano quiere 10 euros. Lo hemos comprobado

“Te ofrezco 10 euros por contarte mi rollo”. Algunos aceptaron el trato, pero finalmente ninguno quiso aceptar el dinero.

Esta original campaña de Proyecto Hombre quiso encontrar en Murcia personas dispuestas a escuchar “un rollo” a cambio de dinero. ¿Su propósito? Demostrar que cuando alguien a quien generalmente no estás dispuesto a escuchar te habla de su vida con el corazón abierto, no estás escuchando un rollo, sino el testimonio de un ser humano que ha experimentado sufrimiento.

La prueba de que esto funcionó es que ninguna de estas personas aceptaron el dinero que les ofrecieron inicialmente.

Compártelo con todos:

Discussion — Sin respuestas